martes, 10 de septiembre de 2013

"Cuentos malévolos" de Clemente Palma

He terminado ya el segundo libro perteneciente al reto 12 autores iberoamericanos propuesto por el blog Kindlegarten, y precisamente he aprovechado este libro que después de leer su magnífica reseña en este blog, tenía muchísimas ganas de leer. Aunque este libro vio la luz en 1904, la edición que he leído ha sido la que publicaron en 1913, una 2ª edición aumentada, publicada en París, con prólogo de Ventura García Calderón.

Clemente Palma, (1872-1946) escritor peruano, hijo de Ricardo Palma . De carácter polémico, era racista como se ve en su obra "El porvenir de las razas en el Perú", y también causó revuelo con sus estudios "Filosofía y arte" en los que se ocupa del ateísmo, satanismo y androginismo.


"Cuentos malévolos", como su propio nombre indica, se trata de una serie de cuentos (en la primera edición de 1904, eran doce, después se aumentaron), en el que el componente principal es el mal, el horror, la pervesión, de una forma exquisita, con un lenguaje muy rico y cuidado, un placer de lectura. De estilo modernista, decadente, con influencias románticas y góticas, se entretejen unos relatos de tema fantástico, de terror e incluso alguno de ellos de ciencia ficción, al horror más físico se unen sobre todo las vueltas de tuerca psicológicas, que nos llevan a los recovecos más oscuros del alma humana. La falta de moralidad, la tentación femenina, el sadismo (véase el cuento "Idealismos" con el juego perverso y sádico del narrador con su amada Luty), el vampirismo, la locura, las drogas. Todo se une para crear un mundo de exquisita maldad en el que el lector queda atrapado sin saber lo que le depara al pasar la hoja. Me ha gustado muchísimo, tanto el estilo, como la arriesgada escritura de Clemente Palma, todo un provocador para su época, su obra parece influencia por escritores como Edgar Allan Poe o Guy de Maupassant. Los relatos que más me han impactado han sido "Idealismos", "Los ojos de Lina", "La granja blanca" y "Vampiras", aunque todos ellos son maravillosos.

3 comentarios:

  1. Tengo que leerme esos cuatro relatos que me faltan cuanto antes! Mi edición es de la de doce, incluso la que conseguí en papel.

    En cualquier caso Clemente Palma fue un descubrimiento increíble, un auténtico mirlo blanco. Mi favorito fue "La granja blanca", con tantas reminiscencias de Poe. Me alegra saber que este autor te ha gustado también. Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar